Eccema de manos

<< Volver atrás
El eccema de manos es una inflamación de la piel de las manos que puede estar producida por diversas causas. Básicamente existen dos tipos de eccema de manos, el que está producido por una sustancia química a la que la persona es alérgica, y el eccema que aparece por una predisposición genética, que hace que algunas personas tengan una piel muy sensible y que se irrite con facilidad.

Cuando se sospecha que el eccema es de origen alérgico, es decir, que puede estar producido por una sustancia química, se hacen unas pruebas alérgicas que consisten en aplicar en la piel de la espalda una serie de productos químicos con el fin de averiguar a qué sustancia es alérgica la persona.

El eccema endógeno o constitucional se da en personas que, por herencia genética, tienen una piel sensible y fácilmente irritable. No es de origen alérgico. El eccema aparece en las manos al estar en contacto con ciertos productos químicos, o incluso, ciertos materiales ásperos que en sujetos con piel ;normal; no producen ningún problema, como son la tiza, la tierra, la madera, etc. Como este problema se da por predisposición genética, es frecuente que las personas con este eccema o sus familiares tengan problemas alérgicos como rinitis o asma.

Una vez que ha aparecido el eccema, e independientemente de su causa, hay una serie de factores que lo agravan, como el contacto repetido con el agua, o el uso de jabones, detergentes, productos químicos para la limpieza de la casa e incluso algunos componentes de los productos cosméticos para la higiene personal.

La protección de las manos es una parte muy importante del tratamiento. Los siguientes consejos son convenientes para proteger las manos:

Debe evitarse el contacto directo de las manos con jabones, detergentes y sustancias químicas similares utilizando guantes. No deben utilizarse guantes de goma, deben utilizarse guantes de plástico o de neopreno (tiendas de pinturas o de bricolaje), también son recomendables los guantes de vinilo. Es aconsejable tener 4 ó 5 pares de guantes, para poder dejarlos en la cocina, en el cuarto de baño y en otros sitios de limpieza. Si un guante se rompe no debe utilizarse; utilizar guantes rotos es peor que no utilizar guantes.

Si se nota las manos húmedas después de utilizar los guantes durante un tiempo deben cambiarse los guantes por unos secos.

Deben utilizarse guantes antes de tocar cualquier producto vegetal, como al exprimir naranjas, limones, pelar patatas, etc.

También deben protegerse las manos con guantes al utilizar limpiametales, cremas de zapatos, abrillantadores del suelo, limpiacristales, etc., ya que son sustancias muy irritantes.

Para las labores de limpieza sin agua, como por ejemplo quitar el polvo o cuidar las plantas deben utilizarse guantes de algodón.

Si tiene lavaplatos, utilícelo lo más posible. Limpie la ropa con la lavadora, no con las manos. Los paquetes de detergentes suelen estar impregnados de jabón extravasado, hay que evitar el contacto con el mismo.

Limpie las manos con agua templada y un jabón suave, aclare bien las manos y séquelas bien, no olvide secar los espacios entre los dedos. Los anillos empeoran el eccema de manos al retener a su alrededor sustancias irritantes; por lo tanto no deben llevarse al hacer el trabajo doméstico y al lavarse las manos.

Cuando haga frío, utilice guantes de piel para proteger sus manos.

Recuerde que la piel no recupera sus funciones propias (resistencia etc.) hasta 3 ó 4 meses después de haberse curado. No existe un tratamiento rápido y mágico para el eccema de manos.

Fotos clínicas

1-eccema de manos irritativo

Eccema de manos irritativo

2-Dermatitis de manos

Dermatitis de manos

3-Eccema de manos por desgaste

Dermatitis de manos

4-grietas en el pulpejo del dedo

Grietas en el pulpejo del dedo
Última modificación: 5 de diciembre de 2014